Andrea Camacho verda- deramente se ha divertido este verano; ha nadado mucho, ha visto muchas peliculas y ha jugado con el perro de la familia.

Tal vez su verano suene muy similar al tuyo, pero hay una gran diferencia: Andrea esta de visita en Washington con la esperanza de encontrar una nueva familia. Ella es una de 25 ninos huerfanos en el programa Milagros de Verano (Summer Miracles) de Kidsave International, un grupo que ayuda a encontrar hogares para ninos sin padres.

Trece de los participantes, incluyendo a Andrea, son de Colombia. Diez son de Rusia y dos de Kazajstan. Todos tienen entre 5 y 15 anos de edad.

Durante su estadia de seis semanas en el area metropolitana, Kidsave y las familias donde estan hospedados les buscan hogares permanentes mientras que los chicos viven experiencias como la mayoria de los ninos en Estados Unidos. Asisten a campamentos de verano, degustan comida estadounidense y hablan sobre la humedad del clima.

Pero no todo es divertido. Andrea, de 11 anos, asiste a un campamento en el Condado de Howard. Nunca habia estado en uno y al principio estuvo un poco asustada, especialmente porque nadie en su grupo habla espanol y ella no sabe ingles.

"El primer dia fue dificil, el segundo un poquito mejor", dijo Renee Cantori, la madre anfitriona de Andrea. "Ella esta aqui con una nueva familia, en un pais desconocido y un idioma diferente. No ha sido facil para ella".

Sin embargo Andrea no se queja. Por suerte, Cantori habla un poco de espanol. Ademas ha tenido muchas experiencias nuevas desde que llego, entre ellas, la oportunidad de montar bici-cleta.

"No me cai", senalo refiriendose al primer dia. Aunque recordo que se cayo "tres dias despues, pero no me dolio". Andrea se voltea a mirar a Cosmo, el pe- rro de la familia y en espanol e ingles le ordena que se siente "Sientate, Cosmo, sit!" y lo abraza, "quiero mucho a este perro".

Kidsave espera que todos estos ninos desarrollen este tipo de sentimientos.

"Ellos estan experimentando la vida de un nino", aseguro Hil- iary Jenkins. "Muchas cosas son nuevas para ellos".

Edgar Rodriguez, quien acompana a los ninos de Colombia, cree que el programa les da la oportunidad de obtener una vida mejor. Afirma que las posi-bilidades de ser adoptados en Colombia son minimas debido a sus edades. "Si algunas familias no hablan espanol, no es pro-blema. Cuando una familia muestra el amor, no importa si hablan o no el idioma".

Las hermanas Karen y Jenny Rincon tambien llegaron de Colombia con tan solo un par de mudas, unas sandalias y sus cepillos de dientes. A pesar de ello, estaban felices.

Ahora se estan quedando en la casa de Susana y Jim Gazzale en Fairfax y van a un campamento en Falls Church donde afortunadamente muchos otros ninos hablan espanol.

"Es muy divertido en el campamento. La semana pasada fuimos a la piscina casi todos los dias", cuenta Karen, de 11 anos. "Estoy tan bronceada que creo que voy a quedar asi el resto de mi vida".

"Que dramatica!", dijo su hermana Jenny, de 13 anos, desaprobando su comentario.

Las hermanas esperan que pronto alguien opte por adoptarlas pues de lo contrario tendran que regresar a vivir nuevamente en su orfanato en Colombia.

"Me gustaria quedarme aqui", dijo Karen.

Quedarse seria realmente un milagro de verano.

-- Luz Lazo

Mimi Francois y Karen Rincon, de 11 anos, admiran el nuevo corte de pelo de Karen.