Opinions

Cinco hábitos a mantener al reingresar al mundo

Desde el inicio de la pandemia, cada cierto tiempo, ha habido lo que en principio suena como buenas noticias para el planeta.

Vida silvestre recuperando el mundo…

…y aire limpio en todos lados.

Las buenas noticias tienen dos caras. No hay nada que celebrar en los beneficios ambientales que se producen a expensas del sufrimiento humano. Además, cada vez que la contaminación se redujo durante las crisis anteriores, volvió a incrementarse poco después.

Afortunadamente, no todo está perdido. Durante la cuarentena, muchos de nosotros adoptamos varios hábitos amigables para el planeta que, si logramos mantenerlos, podrían marcar la diferencia a largo plazo. Le pedí a un grupo de expertos del Instituto de Recursos Mundiales, un centro de investigación sobre sostenibilidad, que me ayudaran a averiguar cuales de estos hábitos podrían convertirse en efectos positivos permanentes para el planeta. A continuación, una pequeña lista.

1

Sigamos “zoomeando”, caminando y andando en bicicleta

En las últimas semanas, muchos de nosotros hemos estado caminando, andando en bicicleta y realizando videoconferencias. Prácticamente cada vez que evitamos realizar viajes innecesarios que queman combustibles fósiles, especialmente por avión, estamos haciendo algo bueno por el planeta.

Además, probablemente aprecies mucho más ahora esos hermosos días que cuando estabas atrapado en el tráfico o en la oficina.

2

Sigamos haciendo listas de compras

En nuestro mundo anterior, entre 30 y 40% de la comida del país terminaba en la basura. Pero en las últimas semanas, todos hemos tenido un curso intensivo en cómo no desperdiciar alimentos. Comer todo lo que compramos evita innecesarias emisiones de carbono, preserva los recursos naturales y nos ahorra dinero.

3

Hagamos de la carne la excepción, no la regla

Hemos estado comiendo más alimentos secos básicos porque duran más y porque ha sido más difícil conseguir carne. Eso es bueno para nosotros y para el planeta. Menos carne significa más ahorros y beneficios para la salud. La mayoría de los estadounidenses comen mucha más proteína de la que necesitan.

Por otro lado, alrededor de 83% de las emisiones asociadas con la dieta en Estados Unidos provienen de la producción de carne. Se cree que las epidemias de gripes aviares y porcinas tuvieron su origen en granjas industriales, y algunos científicos creen que la próxima pandemia podría venir de esas instalaciones. Definitivamente estaremos bien con menos carne.

4

Sigamos evitando gastos innecesarios

Nuestra economía prepandemia incluía muchos productos baratos enviados desde todas partes del mundo que terminaban eliminando empleos en este lado del planeta. Hemos aprendido que podemos sobrevivir sin muchos de esos artículos “indispensables”.

5

Confiemos en la ciencia

Como mínimo, esta pandemia nos ha hecho entender que existen riesgos reales que a veces no podemos ver o creer hasta que es demasiado tarde. Esa es una lección que podemos aplicar también al cambio climático.

Nota: Esta columna refleja una entrevista con los científicos de la conducta, Mindy Hernández y Sophie Attwood, y los expertos en sostenibilidad, Shengyin Xu y Lucas Toh, del Instituto de Recursos Mundiales. Síguenos en Twitter, Instagram, o únete al grupo de Facebook.

Leer más:

Lecciones del confinamiento

Un amor viral

¿En aislamiento con tu pareja? Así sobreviven las relaciones sanas

El distanciamiento social puede enseñarnos a ser menos solitarios

We noticed you’re blocking ads!

Keep supporting great journalism by turning off your ad blocker. Or purchase a subscription for unlimited access to real news you can count on.
Unblock ads
Questions about why you are seeing this? Contact us