The Washington PostDemocracy Dies in Darkness

Opinión Necesitamos una píldora anticonceptiva masculina. Lo difícil será que los hombres la tomen.

Una pastilla anticonceptiva para hombres podría, de ser aprobada, reducir los abortos y la pobreza infantil. (Pixelimage/Getty Images/iStockphoto)
Placeholder while article actions load

Susanna Schrobsdorff escribe el boletín ‘It’s Not Just You’ en Substack.com.

Las mujeres no salieron exactamente a las calles a celebrar la noticia en marzo de que se está trabajando en una pastilla anticonceptiva mejorada para hombres. Llevamos décadas esperando que los hombres ayuden a resolver este problema, así que por favor sepan perdonar nuestro escepticismo. Primero, nos da risa la mera idea de hombres tomando cualquier tipo de medicamento que cause infertilidad temporal. Luego lloramos porque recordamos que los hombres nunca serán buenos para los anticonceptivos hasta que puedan quedar embarazados.

Ciertamente, nunca ha habido un mejor momento para que las personas con testículos den un paso al frente y asuman algún tipo de responsabilidad por la anticoncepción. Según un informe reciente de la Organización de las Naciones Unidas, la mitad de todos los embarazos en nuestro superpoblado planeta no son deseados. Un anticonceptivo masculino podría, de ser aprobado, reducir los abortos y la pobreza infantil. Y en Estados Unidos, una pastilla anticonceptiva para hombres debería tener más relevancia ahora que el acceso el aborto se está limitando con rapidez en muchos estados.

El nuevo anticonceptivo masculino funciona enfocándose en una proteína específica importante para el crecimiento celular, incluida la formación de espermatozoides. La inhibición de esta proteína reduce drásticamente el conteo de espermatozoides, y al parecer tiene una efectividad de 99%. Y aunque el compuesto solo se ha probado en ratones, hasta el momento no hay efectos secundarios observables que reportar. De cuatro a seis semanas después de que los ratones dejaron de recibir el compuesto pudieron volver a engendrar crías. Las pruebas en humanos están previstas para este otoño.

Read in English: We need a male contraceptive pill. But good luck getting guys to take it.

Hasta que eso ocurra, tenemos tiempo para abordar uno o dos problemas fundamentales. Comencemos con el más grande: ¿qué es exactamente lo que podría motivar a un hombre promedio a tomar una píldora diaria que le hace algo misterioso a su esperma?

Este podría ser el mayor desafío publicitario del mundo. La “esterilidad temporal” nunca será fácil de vender a una audiencia que está acostumbrada a recibir todo tipo de maromas de mercadeo para camionetas, bebidas y tiempo de pantalla que apela a su masculinidad. Según un amigo hombre, la única forma en que se podría lograr que los hombres tomaran esa pastilla anticonceptiva es que también les garantizara una erección.

La aparición tardía de un anticonceptivo oral para hombres es una prueba más de un perjudicial doble rasero en la atención de la salud reproductiva. Como bien dicen los investigadores médicos, los hombres tienen un “umbral muy bajo” de tolerancia para los efectos secundarios. Las primeras versiones de la píldora masculina, por ejemplo, funcionaban al reducir la testosterona de un hombre, pero tenían efectos secundarios que incluían la disminución de la libido, aumento de peso y depresión.

Quienes toman anticonceptivos orales femeninos han soportado los mismos tipos de síntomas durante décadas, además de un riesgo elevado de problemas de salud, como coágulos en la sangre y algunos tipos de cáncer. Cabe recordar que la píldora femenina funciona simulando el embarazo en el cuerpo, lo que detiene la ovulación y/o implantación de un embrión. Sí. Para evitar quedar embarazadas, las mujeres toman hormonas que las hacen sentir embarazadas. A menudo, por años.

Es difícil imaginar a los hombres asumiendo un compromiso bioquímico equivalente a cambio de un método anticonceptivo. Pero supongamos que esta nueva pastilla no hormonal para hombres llega al mercado y la población masculina está dispuesta a probarla. ¿Podemos realmente esperar que se tomen una pastilla todos los días? Si se le olvida su paquete de pastillas en unas vacaciones, ya estás en una ruleta rusa. Incluso el uso habitual de condones es un desafío para la mayoría de los hombres: un estudio de 2016 realizado a 51 hombres reveló que eran “menos propensos” a usar un condón cuando consideraban que una pareja potencial era atractiva o gozaba de buena salud. Hasta que puedan sufrir las consecuencias de un embarazo no deseado, es poco probable que los hombres asuman de forma confiable la responsabilidad de los métodos anticonceptivos.

Sin embargo, no todo está perdido. La científica alemana Rebecca Weiss ganó el premio James Dyson el otoño pasado por inventar una forma de anticoncepción masculina “basada en ultrasonido, reversible y libre de hormonas”. Los usuarios simplemente deben colocar sus testículos en un dispositivo personalizado lleno de agua caliente antes del coito, y el ultrasonido detendrá de manera temporal la motilidad de los espermatozoides para que no puedan fertilizar un óvulo.

Escucha el pódcast El Washington Post para conocer las últimas noticias en español

Eso podría ser incluso más incómodo que algunos dispositivos anticonceptivos femeninos que no mencionaremos. Pero seguramente los tipos que diseñaron cohetes espaciales podrán darle a este artilugio una vibra de astronauta supervaronil.

Hasta entonces, la igualdad en la anticoncepción seguirá siendo solo un sueño, un sueño en el que los hombres no son los únicos que pueden voltearse hacia su pareja sexual en el momento cumbre para decirle: “Todo bajo control, ¿no?”.

Leer más:

Los hombres tenemos que dejar de ofendernos cuando se habla de machismo

¿Y si todos los hombres de tu vida tuvieran que ir a la guerra?

Dejaré de presionar a mi hijo para que practique deportes. Esta es la razón.

Al intentar defender a las mujeres negras, seguimos estancados en la estupidez

Loading...